Braskem registra EBITDA de R$ 5,9 mil millones y generación neta de caja de R$ 3 mil millones en 2019

  • Provisión para acuerdos en Alagoas impacta resultado y lleva a una pérdida neta de R$ 2,79 mil millones

Braskem mostró resiliencia ante el ciclo de baja en el escenario petroquímico global y cerró el año 2019 con EBITDA recurrente de R$ 5,9 mil millones y generación neta de caja de R$ 3 mil millones. En la comparación con el año anterior, fueron resultados el 46% y el 56% inferiores, respectivamente, impactados sobre todo por los menores spreads en el mercado internacional y por el menor crecimiento global. La Compañía registró una pérdida neta de R$ 2,79 mil millones. Dos factores contribuyeron a ello: el impacto negativo de la depreciación del real frente al dólar sobre la exposición neta de la Compañía no designada para hedge accounting; y, por encima de eso, la provisión contable de R$ 3,38 mil millones referente a la implementación de los programas de compensación financiera, apoyo a la reasignación y promoción de actividades educativas y al cierre de pozos de sal en Maceió (Alagoas). Estos programas fueron fruto de acuerdos con autoridades de Alagoas.

 “Los resultados de la Compañía fueron significativos ante el escenario petroquímico mundial tan desafiante. A respecto de Alagoas, estamos trabajando para garantizar la seguridad de las personas al mismo tiempo que estamos dándole dirección al cumplimiento del acuerdo firmado con autoridades locales y continuamos comprometidos con los estudios técnicos para reanudación de la producción de cloro-soda en nuestra planta”, dice Roberto Simões, presidente de Braskem.

En el cuarto trimestre, Braskem registró EBITDA recurrente de R$ 993 millones y generación libre de caja de R$ 292 millones, respectivamente, menos 32% y 33% con relación al mismo período de 2018. Los ingresos netos por ventas fueron de R$ 12,6 mil millones en los últimos tres meses del año.

En 2019 como un todo, la Compañía realizó inversiones operativas (US$ 470 millones) y en proyectos estratégicos (US$ 229 millones) que totalizaron US$ 700 millones, el 21% inferior al valor estimado al inicio del año y superando la meta de reducción de US$ 100 millones establecida al fin del primer semestre, como resultado de su compromiso con la salud financiera.

El apalancamiento corporativo, medido por la relación deuda neta/EBITDA en dólares, fue de 4,71x.

En Brasil, la tasa de uso de las centrales petroquímicas fue del 85%, 6 p.p. inferior a 2018. En Estados Unidos, la tasa de uso de las plantas de PP fue del 89%, 2 p.p. superior a 2018. En México, la tasa de uso de las plantas de PE fue del 76%, 1 p.p. inferior a 2018 debido al menor suministro de etano.

Seguridad, personas, medio ambiente y responsabilidad social

La tasa de frecuencia de accidentes con y sin apartamiento (tasa CAF+SAF) por millón de horas trabajadas, considerando integrantes y terceros, fue de 1,31 en el año, el 58% abajo a la media del sector. La seguridad es un valor innegociable de la Compañía, que tiene como meta trabajar para mejorar dicho indicador.

Braskem sigue siendo reconocida en la gestión de personas y, en 2019, Braskem conquistó los premios de Mejores Empresas para Comenzar la Carrera – Você S/A y Mejores Lugares para Trabajar – Glassdoor. La empresa también fue premiada en la categoría bronce en el premio WEPs de la ONU Mujeres, que reconoce buenas prácticas para la promoción de la equidad de géneros.

Como parte del reconocimiento del esfuerzo de Braskem en iniciativas ambientales, la Compañía fue reconocida como “Lista Triple A” en los índices CDP (Carbon Disclousure Program) Agua y Clima referente al ejercicio 2018, consolidándose como referencia en la gestión de riesgos climáticos y de recursos hídricos. Además, fue reconocida por sexto año consecutivo como empresa líder en Desarrollo Sostenible por el Pacto Global de la ONU y fue la única brasileña entre las 10 mil asociadas.

Por el pilar de la economía circular, hubo ampliación de la marca I’m green™, que resultó en la venta de 1.651 toneladas de resina reciclada (PCR) en el año, además de 699 toneladas del solvente hexano reciclado vendido.

Braskem y Made in Space, empresa norteamericana contratada por la NASA para desarrollar nuevas tecnologías para operación en gravedad cero, crearon una recicladora de plástico que fue lanzada al espacio en noviembre durante la 12ª misión comercial de reabastecimiento de la empresa Northrop Grumman (NG12) a la Estación Espacial Internacional con el objetivo de transformar los residuos plásticos en nuevas materias primas para la impresora 3D de la estación.

Salud y seguridad de los integrantes e iniciativas en el enfrentamiento del COVID-19

Braskem también tomó una serie de medidas preventivas para celar por la salud y seguridad de todos los integrantes. La empresa determinó trabajo remoto (flex office) para empleados que forman parte de los grupos vulnerables y de las oficinas. En la línea de producción, Braskem está actuando con equipo reducido para la continuidad segura de las operaciones y reforzó orientaciones de los órganos de salud.

Viajes nacionales e internacionales de trabajo fueron suspendidos, así como la participación de los integrantes en reuniones y eventos presenciales. Además, todos los empleados que presenten síntomas semejantes a los del COVID-19 son orientados a comunicarlo inmediatamente al área de Salud de Braskem.

Además, la Compañía se juntó a aliados de la cadena de la química y del plástico para donar materiales esenciales para el combate al nuevo coronavirus en los hospitales de la red pública. La resina termoplástica donada pode producir más de 60 millones de barbijos o más de 1 millón de delantales.  Donará también material para fabricar embalajes para 750 mil litros de alcohol líquido y en gel, para más de 500 mil almotolias (un tipo de frasco plástico cuentagotas para alcohol en gel usado en hospitales), además de 10 mil cajas de hipoclorito para dilución o uso como lavandina y más de 150 mil bolsas plásticas para residuo hospitalario. Los artículos beneficiarán a hospitales de Alagoas, Bahia, Ceará, Pernambuco, Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul, Santa Catarina y São Paulo. El trabajo conjunto, que involucra a clientes y entidades de clase, ya cuenta con 32 iniciativas.

La donación de materia prima para producir equipos de protección y embalajes ya supera las 370 toneladas. El valor de las mismas será apalancado por los aliados de la petroquímica.

Braskem ya había anunciado también una línea adicional de crédito de R$ 1 mil millones para ayudar principalmente a las pequeñas y medianas empresas de la cadena a atravesar los próximos meses de crisis generada por el coronavirus.

Sobre Braskem

Los 8 mil Integrantes de Braskem se empeñan todos los días para mejorar la vida de las personas por medio de soluciones sostenibles de la química y del plástico comprometidos en la cadena de valor para el fortalecimiento de la Economía Circular. Con 41 unidades industriales en Brasil, Estados Unidos, México y Alemania e ingresos netos de R$ 58 mil millones (US$ 15,8 mil millones), Braskem tiene una producción anual de más de 20 millones de tonel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *