MIMP brinda consejos para mantener la sana convivencia en el hogar durante el aislamiento social

  • Uno de los consejos es repartir el trabajo doméstico y los cuidados de forma igualitaria entre todas/os las/os integrantes de la familia y compartir actividades con hijas e hijos.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), a través del Programa Nacional para Prevención y Erradicación de la Violencia hacia las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar – Aurora, brinda consejos a las familias peruanas para mantener la sana convivencia y evitar se presenten situaciones de violencia durante el aislamiento social en los hogares a nivel nacional.

El equipo de especialistas de la intervención preventiva “Hombres por la igualdad” del Programa Aurora recomiendan repartir de forma igualitaria el trabajo doméstico y de cuidado entre cada integrante de la familia que se encuentre cumpliendo la cuarentena de acuerdo con el Decreto de Urgencia 044-2020-PCM.

Para la repartición de las tareas debe haber una reunión para organizarse, en ella debe primar el diálogo para la designación de responsabilidades, proceso que debe ser liderado por hombres y mujeres pero que debe tener en cuenta la participación del resto de integrantes, tanto de hijos, hijas, padres y madres como de las/os adultos mayores. No se trata de ganar o imponerse, sino de que se sientan bien con la decisión y organización que se establece.

Uno de los consejos es dividir el trabajo doméstico de acuerdo con las áreas que requieren atención (adquirir alimentos, preparar las comidas, listar las provisiones, limpiar y ordenar, asegurar que cada integrante esté bien y que tenga lo que necesita) y rotar las tareas a lo largo de los días de la semana, tratando de no caer en la rutina o monotonía.

El aislamiento obligatorio es una oportunidad para promover la participación de los hombres y mujeres, organizándose con su pareja para la crianza y cuidado de las/os hijas o hijos, en especial si son bebes, y si son niños, niñas o adolescentes, reconocer sus logros y corregirles con respeto y sin violencia.

Asimismo, se recomienda a la madre o padre acompañarlos para hacer el trabajo doméstico, desarrollar conjuntamente las tareas de la escuela y también ofrecerles actividades de entretenimiento, tales como juegos, lectura, ejercicios, manualidades, etc.; así como conversar continuamente con ellas y ellos para expresar sus sentimientos y calmar sus temores.

En este contexto, los padres deben recordar que teniendo una paternidad responsable y activa, escuchando y enseñándoles a resolver problemas a través del diálogo y no minimizando ni ignorando, sus hijas e hijos tendrán alta autoestima y estarán mejor preparados/as para enfrentar situaciones complicadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *