Avances de la Antropología Física Forense en el Perú

Por: Fidel Crisanto Gómez*

El crimen sigue latente en el Perú. Todos conocemos su rostro, los periódicos sudan sangre, y la antropología que se confunde con la Historia y la Arqueología está contribuyendo grandemente con la Criminología y la Criminalística. Los antropólogos forenses laboran en los Ministerios Públicos como los médicos y psicólogos forenses.

La antropología física forense está evolucionando a pasos agigantados, y eso de hacer hablar a los huesos humanos (edad, sexo biológico y enfermedades), está dando paso a investigaciones sobre descuartizadores y descuartizamiento criminal (uso de herramientas en el corte del hueso y conducta humana), propuesta del antropólogo forense Yvan Vargas Bourguet, que ahora se propone trasformar a los antropólogos del Perú en Peritos Dactiloscópicos.

En la revista Domingo del diario La República, Gallegos, J. (2020). Científicos contra el hampa, afirma:

“La forma del pabellón auricular de cada persona es única. La curvatura y el tamaño de este pedazo de cartílago que tenemos a cada lado de la cabeza y que conocemos vulgarmente como oreja sirve para identificarnos con la precisión de una huella digital. Así lo comprobó el doctor Danny Humpire (antropólogo) en una investigación que hizo con quinientos reclusos de penales del norte del país; en las que verificó que las orejas de cada individuo eran irrepetibles.” (p, 15).

Raúl Herrera Paisig, antropólogo forense que labora en el Ministerio Público de la región Amazonas- Chachapoyas, y enseñará el curso de Antropología Física a los estudiantes de la Escuela Profesional de Antropología en la UNTRM, concluyo con su investigación del pabellón auricular en Amazonas. La informática ha sido tomada por la antropología física forense para identificación facial de delincuentes (identificar características corporales, tatuajes, pómulos o la forma del pabellón auricular). Si para algunos capturar a los delincuentes no es suficiente para enviarlos a las cárceles; la antropología se ha propuesto con los aportes de las neurociencias, acercarse a entender la mente criminal para tratarlo y curarlo: la neuroantropología.

Finalmente, los estudiantes que terminaron secundaria tienen la oportunidad de postular e ingresar a la Escuela Profesional de Antropología en la UNTRM (Licenciada) y aprender todo lo mencionado más Gerencia Social y Prevención de Conflictos Sociales y Ambientales.

*Antropólogo, investigador en neuroantropología. Docente en la Escuela Profesional de Antropología, Facultad de Ciencias Sociales-UNTRM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *