Una mujer semidesnuda sorprendida bañándose frente a la Corte Superior de Justicia, asistida por agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo

Agentes le consiguieron ropa, la vistieron y la devolvieron a su familia.

Una mujer de 53 años de edad, que al parecer sufre de trastorno mental, sorprendida bañándose semidesnuda en la pileta del parque César Vallejo, ubicado frente a la Corte Superior de Justicia de La Libertad, ha sido asistida por agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo, quienes, luego de conseguir ropa donada por los vecinos y ayudarla a vestirse, la han conducido a su domicilio y la han devuelto a sus familiares.

La mujer ha sido identificada como Carmen Mantilla Enríquez (53), domiciliada en la calle Melbourne 406, en la jurisdicción de la urbanización El Alambre, a donde ha sido conducida por los agentes ediles y devuelta a su prima, Reneé Paredes Enríquez, en las mismas condiciones físicas como fue encontrada.

La intervención de los agentes ha sucedido sobre las cinco de la tarde de este lunes, en el parque César Vallejo, ubicado frente al local de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, en la urbanización Natasha Alta, según describe un informe dirigido al gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas.

En el documento, los agentes explican que cuando efectuaban el servicio de patrullaje preventivo por el mencionado lugar, observaron a una mujer semidesnuda en el interior de la pileta del recinto y a varios transeúntes a su alrededor mirando con asombro lo que sucedía.

Agregan que de inmediato ha procedido a intervenir a la mujer, quien no llevaba más ropa que la que tenía puesta, por lo que han solicitado la colaboración de los vecinos, quienes han donado un pantalón y un polo, con los que la han ayudado a vestirse, luego de explicarle que estaba prohibido bañarse en el lugar y que además no era correcto.

El reporte de los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo relata que al interrogar a la mujer, esta ha conseguido dar una dirección, a la que se han dirigido en un patrullero edil y la han devuelto a su prima, previa constatación del parentesco, quien ha suscrito el acta de entrega de persona extraviada y ha agradecido a los uniformados por haber ayudado a su familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: