Una bodega que vendía y permitía el consumo de bebidas alcohólicas dentro y fuera de su local, ha sido cerrada.

Un establecimiento comercial que vendía a discreción cerveza a personas sospechosas y permitía su consumo dentro y fuera de su local, infringiendo la Ordenanza Municipal N° 024-2014-MPT, que regula el expendio, consumo y la venta de bebidas alcohólicas, ha sido cerrado momentáneamente por agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo y fiscalizadores de la Subgerencia de Licencias y Comercialización de la comuna provincial, quienes evalúan aplicar a los propietarios sanciones administrativas y pecuniarias por las faltas cometidas.

La intervención de los agentes se ha producido entre las tres de la tarde y las siete de la noche, en el bar clandestino denominado “Delivery Chela Express”, ubicado en el pasaje Antonio Lorena 417, en la jurisdicción de la urbanización Los Granados, según describe un informe dirigido al gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas.

En el documento, los agentes explican que han acudido al lugar alertados por la central de emergencia de Seguridad Ciudadana de Trujillo, que había recibido llamadas de los moradores del mencionado pasaje quejándose de los propietarios del negocio ya que todos los días y todas las noches los agreden con la contaminación sonora de sus equipos de amplificación y venden sin control bebidas alcohólicas a personas sospechosas y ajenas al lugar, permitiendo su consumo en el interior y exterior del local.

Agregan que los moradores han explicado, sumamente mortificados, que los clientes utilizan la vía pública como urinario, usan un lenguaje soez, con frecuencia discuten a gritos, fomentan escándalos y grescas, atemorizando con su comportamiento a todos los vecinos, sobre todo a los niños, mujeres y ancianos.

Los agentes indican que cuando han tratado de poner en conocimiento al propietario sobre las sanciones que podría aplicarle la comuna provincial por las faltas cometidas, este ha reaccionado de manera violenta, incluso con los efectivos policiales, negándose a identificarse cuando se le ha solicitado y a acatar las disposiciones municipales.

El reporte de los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo subraya que más tarde han logrado persuadir al individuo para que guarde en su local las cajas de cerveza que había colocado en la vereda, tras lo cual ha cerrado las puertas, en presencia de fiscalizadores de la Subgerencia de Licencias y Comercialización, quienes han tomado nota de lo ocurrido y han anunciado que iniciarán un procedimiento administrativo sancionador contra el establecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: