Un hombre encerrado en una discoteca ha sido auxiliado por agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo

Se quedó dormido en el baño y cuando despertó todos se habían ido.

Un hombre indocumentado que había quedado encerrado en una discoteca, tras haberse quedado dormido en los servicios higiénicos, ha sido auxiliado por agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo, quienes, después de localizar al administrador para que abra la puerta y constatar que no faltaba nada en el negocio, lo han conducido en un patrullero edil a la Comisaría Ayacucho, para el control de identidad y otras diligencias de ley correspondientes.

El distraído individuo ha manifestado llamarse Carlos Humberto Gutiérrez Burga, de 35 años de edad, domiciliado en el jirón San Martín 929, quien después de consumir bebidas alcohólicas en la discoteca, acompañado de algunos amigos, acudió a los servicios higiénicos donde se quedó dormido, según explicó.

La intervención de los agentes se ha producido en torno a las nueve de la mañana de este viernes, en el predio ubicado en el jirón Francisco Pizarro 389, en el centro histórico de Trujillo, donde funciona la discoteca Million, según da cuenta un escueto informe dirigido al gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas.

En el documento, los agentes informan que cuando efectuaban el servicio de patrullaje preventivo por el mencionado lugar fueron requeridos por un hombre que se encontraba en el interior del mencionado local, quien pidió ayuda para salir ya que se había quedado encerrado en el local desde la noche anterior.

Agregan que rápidamente han logrado localizar al administrador del negocio, identificado como Lenin Peláez Quipuscoa, quien, luego de abrir la puerta e ingresar con los agentes ediles y un efectivo policial, realizó un registro visual del negocio, constatando que no faltaba nada de valor en el establecimiento.

El reporte de los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo añade que el tipo no ha recuperado su libertad al momento de abrirse la puerta, tal como se había imaginado, sino que ha sido conducido en un patrullero edil a la Comisaría Ayacucho, para el control de identidad y otros procedimientos administrativos que correspondan.

De otro lado, se supo que el administrador del local se mostró sorprendido ya que el personal de la empresa Prosegur, que presta servicio de seguridad a la discoteca –que funciona con la razón social de Royal Silver Company–, acudió al lugar una hora antes debido a la activación de la alarma, pero no encontró nada extraño, según un reporte de supervisión al cual tuvieron acceso los agentes ediles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: