Un bar que permitía la presencia de niños y prostitutas, intervenidos por agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo

El “Miguelón” está ubicado en la urbanización Rázuri.

Un bar clandestino que permitía la presencia de niños y prostitutas, entre ellas, algunas menores de edad, según denunciaron los vecinos, ha sido intervenido por agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo, quienes han invitado a los padres de los pequeños a retirarlos del lugar, en tanto que las féminas han corrido para esconderse en los servicios higiénicos, tras lo cual han conseguido desaparecer de la escena.

Se trata de la cantina conocida como “Miguelón”, que junto al bar “Sinsicapino”, ambos ubicados en la avenida Prolongación César Vallejo 1233 y 1247, respectivamente, en la jurisdicción de la urbanización Rázuri, han sido intervenidos en torno a las ocho de la noche, según refiere un informe dirigido al gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas.

En el documento, los agentes explican que acudieron a los mencionados establecimientos alertados por la central de emergencia de Seguridad Ciudadana de Trujillo, que recibió llamadas telefónicas de los vecinos denunciando a estos negocios por funcionar como cantinas clandestinas y prostíbulos, permitiendo, además, la presencia de niños en sus locales.

Agregan que al ingresar al bar “Miguelón” han encontrado a varios parroquianos consumiendo bebidas alcohólicas, acompañados de al menos cinco niños, de entre tres y ocho años de edad, por lo que han procedido a explicarles que eso está prohibido y que con sus conductas irresponsables estaban exponiendo a sus hijos a riesgos físicos y psicológicos que afectan en gran medida a su formación personal.

Los agentes señalan que algunos niños han salido rápidamente, por sus propios medios, apenas han notado la presencia de los uniformados, mientras que uno de ellos, al parecer el más pequeño, ha tenido que ser cargado en brazos por su madre, para abandonar la cantina.

El reporte de los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo añade que los administradores de ambos locales no han podido mostrar las licencias de funcionamiento los certificados de defensa civil ni los carnés de salud, argumentando que fiscalizadores de Licencias y de Defensa Civil de la comuna provincial ya los habían visitado hace pocos días, por lo que han sido advertidos de las probables sanciones administrativas y pecuniarias en caso persistan en hacer funcionar su negocios al margen de las normas municipales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: