TESIS DE RESPONSABILIDAD CON CUESTIONAMIENTO POLÍTICO

Por: Carlos Campos

Estos días, los medios televisivos de Lima, principalmente, han puesto bajo cuestionamiento de la opinión pública el trabajo de investigación elaborado por la hoy pareja Presidencial, Pedro Castillo Terrones y Lilia Paredes Navarro. La tesis de 121 páginas titulada “La equidad de género y los aprendizajes significativos del área de personal social en los estudiantes del IV ciclo de la institución educativa N° 10465 Puña-Tacabamba-Chota”, para obtener el grado académico de magísteres por la Universidad César Vallejo (UCV), en el año 2013, fue validada por un Comité Evaluador, bajo la asistencia del asesor de tesis y de quienes formaron parte del Programa de Post Grado, (Maestría), en el tiempo y oportunidad a la que se remonta dicho trabajo de investigación.

Al margen de la situación que se ha creado en el entorno mediático y de contenido político para el “análisis” del citado trabajo, hay algunos aspectos que, desde el punto de vista técnico, lejos de la mirada furtiva de los medios televisivos o de los “metodólogos” o “investigadores” que han saltado a la palestra, desmitifican la responsabilidad que se pretende atribuir al centro de estudios, (UNIVERSIDAD CESAR VALLEJO), en el nivel de intención, de cierto modo doloso de los citados maestrandos, antes de su graduación; y se explica de la siguiente manera:

Los trabajos de investigación en todos los centros de estudios superiores, universidades públicas o privadas, en el año 2013, tanto en el Perú como en otros países del mundo, carecían formalmente, de algún tipo de instrumento técnico o herramienta de análisis de textos o datos antiplagio, como el caso del software TURNITIN, para desarrollar un nivel de análisis de la forma como se desarrolla hoy en día, y se sometía el análisis de la data presentada a instrumentos de forma manual o hasta ingeniosa, tratando de compararlos en el buscador de Google o de otro navegador, con la finalidad de tratar de encontrar la mayor cantidad de coincidencias que pudiera ameritar la existencia o no, de cierto riesgo para validar la confiabilidad de la investigación.

Uno de los medios de análisis de datos antiplagio aceptado mundialmente, (más de 10,000 instituciones en el mundo), reconoce que Turnitin (TURN IT IN), es un software de procesamiento (de textos), que otorga al usuario un Reporte de Similitud. “Se trata de un resumen del texto que coincide o es similar al que figura en otros documentos que forman parte de una base de datos”. La herramienta es capaz de examinar archivos de tipo Microsoft Word (DOC y DOCX), Corel WordPerfect®, HTML, Adobe PostScript®, texto sencillo (TXT), Texto con Formato Enriquecido (RTF), Portable Document Format (PDF), Hangul (HWP), PowerPoint (PPT, PPTS y PPS), generando reportes de similitud.

Los índices que reflejan los reportes de similitud son simplemente una ayuda al instructor para determinar si un trabajo fue plagiado. Es decir, la decisión final debe ser tomada por una persona que, ayudándose de esta herramienta, determine mediante un examen minucioso de las conclusiones si las similitudes encontradas constituyen un plagio o no. Es decir, Turnitin no revisa si hubo plagio o no en un texto, simplemente informa mediante el Índice de Puntuación de Similitud (SSI) de las áreas problemáticas de un documento.

Según investigación formulada por el científico Marcos Walter Acosta Montedoro, concluye que no existe en el Perú, ninguna ley que regule el uso del Turnitin ni de ningún otro software “antiplagio”. La Ley Nº 30806, Ley que Modifica Diversos Artículos de la Ley 28303, Ley Marco de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica; y de la Ley 28613, Ley del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), contiene este modelo legal en su tipicidad:

“Artículo 3. Modificación de los artículos 2, 8, 11 e incorporación del artículo 14-A a la Ley 28613, Ley del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (CONCYTEC) Modifícanse los literales a), g) e i) del artículo 2, el artículo 8, e incorpórase el literal m) al artículo 11 y el artículo 14-A a la Ley 28613, Ley del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (CONCYTEC), en los siguientes términos:

Artículo 14-A.- Infracciones y sanciones Constituyen infracciones pasibles de sanción las acciones u omisiones que infrinjan las normas sobre lo siguiente:

  1. c) Plagio y/o apropiación total o parcial de experimentos, datos, imágenes, conclusiones y extractos en tesis, proyectos de investigación, reportes y/o resultados de investigaciones.
  2. d) Artículos científicos que contengan invención, falsificación, plagio, manipulación o distorsión de información, experimentos y datos, alteración de resultados y conclusiones”. (El Peruano, 5 de julio de 2018).

Si nos ubicamos en el año 2013; (lo que quiere decir que la investigación debió iniciar un año antes, 2012), y no con ello se justifica la situación planteada y con apariencia de fraude, si bien la Universidad “César Vallejo”, contaba con docentes especializados en investigación, la experiencia y nivel de desarrollo ubicado en el tiempo y espacio de la época, con pocas herramientas tecnológicas, algunas, de tipo manual, no podría compararse con el mismo tipo de análisis previo que se podría realizar ahora en el año 2022.

Es entonces que se reserva para los investigadores, (autores de las Tesis o Trabajos de investigación), como autores de su elaboración, aquello que se precisa como “cuestiones de orden ético y moral”; dentro de lo cual, se requiere que el investigador, declare bajo juramento, que tanto los instrumentos de investigación como toda la investigación en sí, es de su absoluta responsabilidad. Y, en el presente caso, lo que haya sucedido en esta tesis, NO SOLO EXCULPA A LA UNIVERSIDAD CESAR VALLEJO que tenía como misión mejorar el nivel académico para sus maestrandos, sino que, a su vez, debe tenerse presente que esta prestigiosa casa de estudios, promovía, como hasta ahora, que los profesionales de provincias, puedan conseguir el ansiado Grado Académico con el nivel de confiabilidad, exigencia metodológica y las reglas de la investigación científica, negado hasta entonces en muchos lugares del país por carecer de universidades promotoras de la investigación.

Por lo tanto, si bien la ciencia política nos indica que este caso, salta de lo académico a lo político, no podríamos poner en la misma jerarquía de responsabilidad al centro de estudios que acoge a sus estudiantes, con la misma responsabilidad de los estudiantes de haber infringido las normas de la ética y la moral. Tampoco podríamos sindicar a los docentes con la responsabilidad de generar una cadena mafiosa para obtener grados académicos, pues, desde la elaboración de los instrumentos de investigación y sus resultados, el único responsable, es su autor, habiéndose sorprendido en todo caso a la universidad, como podría pasar con cualquier otro centro superior de estudios en la misma época y con la misma modalidad.

Es por ello que, al evaluar los hechos recientes se concluye que la investigación de los autores Pedro Castillo Terrones y Lilia Paredes Navarro, realizada en los años 2012-2013, se trata de una Tesis de Responsabilidad con consecuencias políticas, antes que un simple caso de plagio en el ambiente académico y que aún ahora en pleno desarrollo de la tecnología podría ser factible de ocurrir; por lo que resulta insensato pretender culpar a la universidad como parte del posible fraude promovido por sus mismos autores.

FUENTES:

https://red-mundo.jimdofree.com/el-turnitin-en…/

https://www.elindependiente.com/…/que-es-y-como…/

Fuente: https://www.facebook.com/photo?fbid=10229797120298874&set=pcb.10229797120818887

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: