Tecnología y cambio, dos herramientas para un futuro sostenible

Heráclito no solo era famoso por su personalidad sombría y solitaria, sino por sus profundas reflexiones sobre la vida. Una de las más famosas era que nadie podía bañarse dos veces en el mismo río, pues los cauces de éste cambiaban en cada momento. Así concluía que la única constante en la vida era el cambio.

Es importante notar que lo dijo hace más de 2.500 años, pero su sentido está más vigente que nunca hoy en día, en que la humanidad necesita entender que debe hacer las cosas de forma distinta si aspira a prosperar y crear mejores condiciones para todos.

Un tema que exige el cambio es el acceso al agua potable. La ONU informó que, en 2020, cerca de 2.200 millones de personas no tenían acceso a este recurso. Solo en América Latina, la disponibilidad de este líquido por habitante se redujo en un 22% durante los últimos 20 años. Se trata de indicadores puntuales del estado de emergencia que se avecina.

Problemáticas como esta exige definir una agenda de trabajo conjunto, dijo Emanuel ‘Manu’ Ginóbili, ex basquetbolista profesional argentino, durante su participación en el ciclo de entrevistas “Trailblazers Latinoamericanos – Conectando sueños con el futuro”.

Más allá del discurso

Ginóbili no habla a la ligera y le gusta ser congruente. Recientemente se unió al actor Leonardo DiCaprio y empresas como Transition Global y Giant Ventures para una ronda de inversión de 7 millones de dólares para impulsar a Waterplan, una startup argentina que ofrece soluciones para mejorar el uso del agua en las empresas. Entre su portafolio están Coca-Cola, Grupo Modelo, McCain y Colgate-Palmolive, entre otras.

Waterplan usa tecnologías emergentes para construir casos de uso para ayudar a las empresas a mitigar sus riesgos en el consumo de agua, además de reducir el vertido de materiales contaminantes.

“Si ganamos todos mejora el contexto, mejora individualmente cada uno y mejora nuestra situación”, dijo Ginóbili, cuatro veces campeón de la NBA, quien también ha invertido en empresas como Pachama, entre otras.

“La tecnología y la democratización del acceso al conocimiento nos está dando la oportunidad de avanzar más rápido. En el mundo de las startups y la tecnología encontré un ambiente sumamente colaborativo”, compartió Ginóbili.

De hecho, el trabajo colaborativo es una necesidad latente. Hoy más que nunca. Al menos así ha quedado de manifiesto con los líderes que han participado en las series “Trailblazers Latinoamericanos”, de Salesforce, quienes han coincidido en la importancia de una agenda colectiva entre empresas, gobiernos y sociedad civil.

Tecnología para la prosperidad

Alejandro Anderlic, Director de Asuntos de Gobierno para Latinoamérica y Políticas Públicas de Salesforce, sabe que la tecnología es clave para forjar un futuro próspero y darle nuevas herramientas a las personas. “Las empresas de tecnología tenemos la obligación de marcar la huella y poner a las personas en medio de todas las cosas relevantes”.

Algunos de los principales problemas que enfrenta el mundo están encontrando soluciones interesantes a partir de la tecnología y la innovación abierta. Ese es el camino.

“Hay 200 millones de cosas en las que la tecnología nos puede ayudar. Hay que usarla para lo bueno que nos da, y toda la data que arroja en el día a día para potenciar nuestra creatividad y nuestra buena voluntad”, dijo el exjugador argentino.

Efectivamente, sólo de esta forma sembraremos nuevas esperanzas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: