La LibertadNacionalesSlider

Respuesta inmediata en emergencia por el Niño Costero evitó más desgracias

Dijo premier Fernando Zavala

Respuesta inmediata en emergencia por el Niño Costero evitó más desgracias

La respuesta inmediata que hubo en La Libertad durante la emergencia por el Niño Costero evitó más pérdida de vidas humanas y materiales y otras consecuencias que lamentar, dijo el presidente del Consejo de Ministros Fernando Zavala, al presentar en La Libertad al director ejecutivo de “Reconstrucción con Cambios”.

“Aquí estamos trabajando muchas semanas con la representante directa del Gobierno que es la ministra Cayetana Aljovín y el gobernador regional Luis Valdez. Eso ha permitido salvar muchas vidas y atender a la población damnificada con prontitud”, puntualizó.

Señaló que debido al fenómeno climático hubo 16 fallecidos en la región pero que la cifra pudo ser mayor si no se hubiera intervenido de manera coordinada entre el gobierno nacional y regional, pidiendo un minuto de silencio a los presentes en la reunión de trabajo por los fallecidos y “el compromiso de trabajar unidos en nombre de ellos”.

“Hoy tenemos la oportunidad de hacer las cosas diferentes y eso depende de quienes estamos hoy aquí. Las cosas pueden salir bien si se trabaja como una sola fuerza”, remarcó.

Por su parte el gobernador regional Luis Valdez Farías, tras agradecer al Gobierno Nacional por el apoyo recibido durante la etapa de emergencia, señaló que en la etapa de reconstrucción de lo deteriorado por el fenómeno debe pensarse rediseñando las ciudades de acuerdo a los nuevos riesgos que implica el cambio climático en el mundo.

“Al presidente de la República, al premier y a la ministra Aljovín el especial y eterno  agradecimiento de la población liberteña por el apoyo recibido, el que fue inmediato y efectivo”, dijo tras dar la bienvenida a la comitiva ministerial a la reunión para presentar ante las autoridades ediles a la autoridad del programa Reconstrucción con Cambios, Pablo de la Flor Belaunde.

“Los daños ocasionados por el Niño Costero no los esperaba nadie. Fue de una magnitud impensada”, precisó seguidamente, remarcando que el objetivo fundamental de lo que se viene es fortalecer el sistema para abordar con éxito el desafío de un próximo fenómeno.

En La Libertad fueron afectadas ocho provincias, que son: Trujillo, Ascope, Chepén, Gran Chimú, Julcán, Otuzco, Pacasmayo y Virú. Además se registraron daños a la infraestructura pública y propiedad privada en 63 distritos de las citadas provincias.

 Además, se activaron 42 quebradas, algo que nunca ocurrió en la historia de la región, y Trujillo soportó el paso de siete huaicos que pasaron por diversas calles y avenidas de la ciudad y los distritos El Porvenir y Víctor Larco e iniciaron en la quebrada San Idelfonso.

Según reciente reporte del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (Coer) con información recibida a través de reporte EDAN –faltando aún algunas municipalidades-, los afectados son 47,895 familias y 232,342 personas; el número de familias damnificadas que lo perdieron todo son 8,771 lo que incluye a 37,312 personas. También se registraron 5,993 viviendas colapsadas 2,268 inhabitables y 63,927 afectadas.

En infraestructura de Salud hubo 42 establecimientos afectados y en Educación 74 de inicial, 54 de primaria, 33 de secundaria y 3 de educación superior. Respecto a servicios básicos se afectaron 25,966 ml de tuberías de agua potable, 84,006 ml de tuberías de alcantarillado y desagüe, 5,500 ml afectados de redes eléctricas; en infraestructura de comunicación hubo 577 tramos afectados y 124 destruidos con un total de 60,240 ml.

En infraestructura agrícola 66 tramos colapsados y 123 afectados con un total de 2,740.5 hectáreas afectadas y 2,427.10 has perdidas; en el sector pecuario (caballos, auquénidos, ovino, porcino, aves, entre otros) hubo 4,630 afectados y 14,416 perdidos.

La mayoría de familias y personas que sufrieron algún tipo de daño ocasionado por El Niño Costero se ubican en los distritos de Huanchaco (centro poblado El Milagro), El Porvenir, La Esperanza, Florencia de Mora y Laredo en la provincia de Trujillo, en Virú en el centro poblado Nuevo California; en Pacasmayo en Cacique de Lloc y El Milagro; en Ascope en Sausal; y en Gran Chimú en Cascas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *