Policía se enfrenta a balazos con banda y frustra asalto

Un valiente policía del Escuadrón de Emergencia Centro se enfrentó a balazos ayer con cuatro ladrones que estaban armados hasta los dientes y que habían asaltado, segundos antes, a dos jóvenes. Los criminales empuñaban una pistola cada uno y estaban decididos a matar al efectivo con tal de salirse con la suya, pero, afortunadamente, no pudieron hacerlo, y al final escaparon con las manos vacías.
Eran las 6 p. m. cuando el suboficial de segunda Isaac Trelles Vásquez, vestido de civil, caminaba por la calle Los Berilios, en Santa Inés, cuando de pronto vio que tres hombres descendieron de un auto y encañonaros a dos estudiantes universitarias que se dirigían a sus domicilios. En solo segundos los facinerosos despojaron a las jóvenes de sus carteras.
En ese instante, el agente desenfundó su arma de fuego y realizó varios disparos al aire para ahuyentar a los delincuentes, que se aprestaban a abordar el Yaris de placa C3Q-266. Luego Trelles apuntó a las llantas, dejando inservible el vehículo para cualquier fuga.
Entonces los facinerosos desenfundaron sus armas y respondieron. Trelles Vásquez tuvo que esconderse detrás de un muro para evitar ser herido. Los malhechores aprovecharon esto para escapar. En su loca huida, dejaron en el auto todo lo robado. Después el valeroso efectivo pidió refuerzos, los cuales llegaron a los pocos minutos.
SE MERECE UN ASCENSO
Trelles Vásquez, las víctimas y el vehículo en el que se movilizaban los delincuentes fueron llevados posteriormente a la comisaría de El Alambre. Hasta este lugar llegó el jefe de la Región Policial Norte, general César Gentille Vargas, quien en conferencia de prensa dio a conocer los detalles de lo sucedido.
“Haremos todo lo necesario para que el valeroso agente Isaac Trelles Vásquez sea ascendido al grado inmediato por su valentía y arrojo, al enfrentarse a cuatro sujetos con armas; además, pediremos que se le entregue un bono como recompensa”, dijo el oficial.
Es importante indicar que los asaltantes, para no ser identificados, taparon la placa trasera del Yaris con una toalla higiénica, táctica que de nada les sirvió frente al coraje del suboficial.
La policía ya se encuentra tras los pasos de estos raqueteros. Su captura se produciría en las próximas horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: