Policía Nacional cierra el círculo para capturar a bandas de robacables que operan en Chepén y Pacasmayo

DSC06488 [540 x 480]

– “Los Cachanga”, de Guadalupe, están en la mira de los agentes del orden, que también siguen los pasos de otras gavillas de delincuentes.

 Tras las frecuentes interrupciones, por hurtos de conductores eléctricos, registradas en lo que va del presente año, y dado el clamor de la población que ha pedido públicamente que cesen los apagones, la Policía Nacional del Perú ha iniciado acciones tendientes a la ubicación y captura de delincuentes robacables que operan en las provincias de Chepén, Pacasmayo y Paiján.

Se supo, de fuentes policiales que los agentes del orden están tras la banda de robacables que opera en la jurisdicción de Guadalupe, conocida en el mundo del hampa como “Los Cachanga”, y a la que se atribuye los frecuentes hurtos de conductores eléctricos de media tensión en dicha jurisdicción. De acuerdo a las mismas fuentes los malhechores estarían actuando en horas de la noche y en áreas rurales, aprovechando la escasa vigilancia, para perpetrar sus ilícitos penales.

Según trascendió dadas las reiterativas comunicaciones que Hidrandina ha enviado a las diversas comisarías afincadas en las provincias mencionadas, y también a las quejas públicas de las autoridades de Chepén y de la propia prensa de estas jurisdicciones, el comando institucional de la Policía Nacional habría asumido su compromiso de velar por el orden y la seguridad pública, decidiendo desarrollar acciones efectivas para contrarrestar el accionar de los delincuentes robacables que operan en estas jurisdicciones.

Los “sabuesos” de la Policía Nacional ya tendrían armado la estructura de la mafia robacables que opera en las jurisdicciones de los Valles Jequetepeque y Chicama, incluso cotejando los antecedentes de ex reclusos que han purgado prisión efectiva en el Centro Penitenciario “El Milagro”, por delito contra el patrimonio en la modalidad de hurto agravado de conductores eléctricos en agravio de Hidrandina, la comunidad en general y el Estado Peruano.

Como se sabe el accionar de los delincuentes robacables es de alta incidencia en estas jurisdicciones, a tal punto que los malhechores en los últimos años han robado alrededor de 122 kilómetros de conductores eléctricos, de cobre y aluminio, de media y baja tensión acarreando un grave perjuicio económico no sólo contra Hidrandina, sino también contra la actividad económica regional y la comunidad en general; y, a pesar de los esfuerzos que realiza Hidrandina para contrarrestar y disminuir estos eventos delictivos, la población espera por parte de la Policía Nacional “mano dura” contra los delincuentes robacables y que paren los apagones que son causados por estas hordas de desalmados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: