Participar del Programa “Familias Fuertes: Amor y Límites” sería requisito de ingreso al primer año en IE San Juan

san juan IE

  • Hasta el momento solo el 40% de padres de familia asisten a charlas de orientación en la IE San Juan

Gracias a la Gerencia Regional de Educación, a través del programa Tutoría y Orientación Educativa, alumnos de la IE San Juan se han podido beneficiar de 2 aplicaciones del taller “Familias Fuertes: Amor y Límites”, en donde se realza el amor y los límites como formadores dentro del núcleo familiar.

“Para realizar estos talleres de Familias Fuertes, se ha buscado padres realmente comprometidos con la educación de sus hijos, y es tan bueno el programa, que se ha propuesto a la dirección que para el siguiente año, así como hay clases de nivelación para los chicos que ingresan a primero, que sea  un requisito obligatorio participar de este taller de Familias Fuertes en los meses de enero y febrero, ya que ayuda a saber educar, a saber corregir, y la respuesta de la directora ha sido positiva”, dijo César Ravelo Vereau, Coordinador de Tutoría y Orientación Educativa del turno de la mañana.

En la Institución Educativa San Juan, hay alrededor de 2100 alumnos entre los dos turnos, de los cuales, en lo que va del año se han reportado 130 faltas graves como agresiones entre compañeros o falta de respeto al docente. Ante ello se ha procedido a realizar actas de compromiso que firman los padres de familia, el alumno y el tutor, y solo ha habido 4 reincidentes.

AUSENTISMO DE LOS PADRES

 “Es bastante preocupante el hecho de que los padres no participen en los talleres o charlas cuando la institución los convoca, damos una fecha, comunicamos, y hay mucho ausentismo, no sólo en charlas, sino hasta en el recojo de libreta de notas. En las charlas solo asisten aproximadamente un 40% de padres, ponen muchas excusas, dicen que no tienen tiempo. Una vez una madre de familia preguntó incluso si habían matado a alguien, cómo para dar a entender que algo menos que eso no era importante para que la llamen”, dijo Ravelo Vereau.

Es esta indiferencia por parte de los padres de familia que ocasiona que los adolescentes presenten problemas, ya sea bajas calificaciones, uso de drogas fuera de las aulas, problemas emocionales, entre otros. “Una madre vino el año pasado en diciembre, indignada porque su hijo iba a perder el año y le reclamaba airadamente, y le dijimos que en ese caso la responsabilidad es compartida, como padres debemos preguntar cómo van nuestros hijos, y no sólo a fin de año”, finalizó el docente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: