Ovitrampas dan buen resultado contra el dengue en Rio Seco, El Porvenir

Gerente regional de Salud, Luis Arteaga Temoche, superviso labores

Las ovitrampas ubicadas en algunos sectores del distrito El Porvenir para combatir el dengue, ocasionado por el zancudo aedes aegypti (hembra), están dando buenos resultados, indicó el gerente regional de Salud, Luis Arteaga Temoche, tras realizar una supervisión del trabajo que se realiza en el sector Rio Seco.

“No podemos descuidarnos de ninguna enfermedad que dañe la salud de la población. Hay una directiva especial del gobernador regional Luis Valdez al respecto, por ello nuestro personal realiza una labor de vigilancia permanente en los sectores donde hemos tenido casos de dengue”, puntualizó.

Rio Seco siempre fue un problema respecto al dengue, por el alto número de pacientes que había. Hoy, sin embargo, el resultado es otro debido a la estrategia de ovitrampas iniciada en setiembre del 2015. No hay casos de dengue y la población tiene más conocimiento sobre el daño que ocasiona.

En este sector de El Porvenir se ubicaron 46 ovitrampas y cada 7 días se hace el recambio para enviar al laboratorio las muestras, analizarlas y con el resultado actuar de inmediato.

De setiembre a la fecha 25 ovitrampas dieron resultado positivo. En algunas se encontró un huevecillo y en otros casos hasta 119, lo que sirvió de alerta para hacer la intervención casa por casa, reconversión y educación sobre el orden que deben tener los habitantes en su domicilio para contrarrestar un posible rebrote del mal.

“Es la mejor estrategia para combatir la enfermedad, es un arduo trabajo que viene realizando el personal de salud todos los días, pese al inmenso calor. Hay el compromiso de liquidar a la enfermedad, pero es necesario que la comunidad entienda que también existe una corresponsabilidad de parte suya”, agregó Arteaga Temoche.

La Gerencia Regional de Salud tiene una brigada especialista en la lucha contra el dengue, labor sacrificada a veces por el maltrato que reciben de algunos pobladores que no aceptan ser educadas para que vivan mejor, por lo que invocó a la comunidad apoyar estas labores y dar las facilidades a los brigadistas para la intervención a sus domicilios

La ovitrampa es un método sencillo y económico que consiste en la colocación de un recipiente plástico para el control y vigilancia del vector del dengue. Su uso está  basado en la necesidad biológica de las hembras de los mosquitos de procurar agua para la ovoposición (para depositar sus huevecillos). El depósito se llena con agua hasta aproximadamente un tercio. Al cabo de 7 días se debe realizar el recambio.

ZIKA Y CHICUNGUÑA

Paralelamente, la Gerencia Regional de Salud  está diseñando estrategias de intervención para otras enfermedades como la chikungunya y el zika, que también son trasmitidas por el mismo zancudo (hembra) aedes aegypty y sus síntomas son similares al dengue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: