Niños de vacaciones:  Tips para que no pierdan el hábito de leer

Los estudiantes comienzan sus tan esperadas vacaciones de verano, durante las cuales dejan de lado los cuadernos y libros que los acompañaron durante meses. Sin embargo, mantener el hábito de la lectura es fundamental en esta época del año, y así lograr que sea una costumbre adquirida de forma definitiva para niñas, niños y adolescentes.

Pero, ¿cómo lograr que los niños mantengan esta práctica durante un periodo asociado a los juegos y la diversión? “Los adultos tienen la gran responsabilidad de crear experiencias positivas y memorables de lectura en niñas, niños y adolescentes. Una forma de hacerlo, además de la selección adecuada del libro, es tener clara nuestra posición como adultos mediadores de lectura”, explica Kristina Cordero, Directora de Desarrollo e Investigación de Producto en Beereaders.

La experta entrega algunos tips que servirán para que los adultos sea protagonistas en el proceso de lectura en los niños:

  1. Incentivarlos a leer diariamente: Es un hábito importante y sin dudar la práctica hace al maestro. Aun cuando leen textos cortos, lograr que lo hagan de manera diaria es fundamental y mejora la comprensión.
  2. Buscar temas que les interesen: No tiene que ser una lectura obligada. Te recomendamos presentarles temas que les interesen, así evitamos el aburrimiento y fomentamos la lectura de un libro, revista, periódico, blog, o lo que se tenga en las manos (o pantalla).
  3. Lenguaje simple: Si el hábito de la lectura no está instaurado en los niños, es mejor orientarlos para partir leyendo textos no demasiado complejos, textos que no les complican o aburren. De ahí podrán avanzar hacia textos más densos o especializados.
  4. Considerar la velocidad de la lectura: Para mejorar la comprensión lectora, los niños se deben tomar un tiempo para leer cada línea. Al leer a un ritmo pausado, oración por oración, comprenderán mejor el texto que tienen en sus manos.
  5. Crear el ambiente adecuado: Idealmente, es importante buscar un lugar tranquilo para que los niños puedan concentrarse. Toda su atención debe estar en la lectura, en lo posible en silencio, para poder dedicarse al texto que tienen en sus manos.
  6. Tener un diccionario a mano: Contar con esta herramienta es importante, pues les servirá cuando no conozcan el significado de algunas palabras, principalmente aquellas que les hagan interrumpir la lectura, porque no saben lo que quieren decir en realidad. El diccionario les ayudará a saber el significado y además ampliarán su vocabulario. Hay muchas opciones de diccionario online.

Para ayudar a los niños en este propósito, Beereaders se presenta como una innovadora plataforma que mejora la comprensión lectora y atrae a los estudiantes a través de una experiencia lúdica con la lectura. Los alumnos pueden explorar un amplio espectro de textos, de diferentes géneros y temas, lo cual facilita que encuentren lo que les interesa y así integren la lectura como una práctica diaria, en la escuela, en la casa, o donde sea que estén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: