Municipio de Huanchaco cierra discotecas que alteraban el orden público

 
‘La Poza’ y ‘Bikini’ fueron clausurados tras intervención de la fiscalía
 
Ante las constantes quejas de los vecinos por la contaminación sonora y una serie de actos que alteraban el orden público, la Municipalidad Distrital de Huanchaco clausuró dos concurridas discotecas ubicadas en la Av. La Ribera del referido balneario. ‘La Poza’ y ‘Bikini’ fueron intervenidos por personal edil, en conjunto con efectivos policiales y de Serenazgo, por actos en contra de la salud y las buenas costumbres.
Según explicó el alcalde de Huanchaco, José Ruiz Vega, la intervención responde a la Resolución de Alcaldía 233 y 256, y teniendo en cuenta el cuadro de infracciones especificadas en la Ordenanza Municipal N° 8 – 2011.
“En un primer momento, el Ministerio Público constató que estos locales contaban licencias de funcionamiento otorgadas por anteriores gestiones ediles y cuyo giro de negocio era diferente al que en la actualidad brindaban. Además esto permitirá recobrar la tranquilidad en este sector del balneario” acotó Ruiz Vega.
Así mismo, el Subgerente de Comercialización y Licencias de la municipalidad de Huanchaco, Felipe Puclia Rabines, sostuvo que “en las constantes intervenciones se encontraron a menores de edad dentro de estas discotecas y además de alterar el orden pública generaban contaminación sonora, por lo que el Municipio de Huanchaco decidió tomar cartas en el asunto y aplicar las sanciones correspondientes”.
Además detalló que en el caso de ‘La Poza’, el cierre es de forma definitiva más la sanción pecuniaria equivalente al 30 % de una UIT (1185 soles); y en lo que concierne al local ‘Bikini’, el cierre es temporal (15 días) y la sanción pecuniaria equivalente al 50 % de una UIT (1945 soles).
“Se ha coordinado con la Policía Nacional y el personal de Seguridad Ciudadana del distrito para que se vigilen estos locales y asegurar que no abran pese a la sanción y sigan infringiendo la ley” puntualizó Puclia Rabines.
Cabe mencionar que estos locales han sido sede de diversas peleas entre pandilleros y gente de mal vivir, por lo que el cierre de los mismos era el clamor de la población que temía por su seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: