Las nuevas propuestas de audio de Philips

Potencia y diseño, las características del FWM6500X y MCD1165

«La belleza salvará al mundo» (Fiodor Mijailovich Dostoievski). Como una de las artes más puras y sublimes, la música nos eleva y nos lleva a otros mundos sólo poblados por sentimientos exquisitos. Siempre y cuando, obvio, los sonidos que elijamos nos dejen soñar y no nos aturdan. Que el ruido no tape la belleza.

En las últimas semanas tuvimos para probar dos equipos de Philips, el microcomponente MCD1165 y el mini FWM6500X. Ambos claramente destinados a dos públicos y géneros diferentes. El primero es un sistema para ambientes más reducidos, donde la potencia no es lo principal. En el otro, el volumen del audio nos apunta para un buen ambiente bolichero que se precie.

MUNDOS ÍNTIMOS

El microsistema MCD1165, que tiene un precio de $ 1399, también tiene la función de reproducción de DVD, por lo que cuenta con salida de video. No es tan común un microcomponente que incluya esta característica de DVD player.

Tiene, además, capacidad de reproducción de discos SVCD, MP3-CD, CD-RW y CD con imágenes.

Posee además un puerto para pendrives para reproducir audio en MP3 y WMA. También se pueden ejecutar imágenes en JPEG.

El MCD1165 tiene control digital del sonido, decodificadores Dolby Digital y una potencia máxima de salida de 70 W RMS.

Tiene parlantes de 3,5 pulgadas y un subwoofer pasivo.
Cuando reproduce video podemos hacerlo en formatos DivX, MPEG2, SVCD en CD, DVD+R/RW y DVD-R/RW. Cuenta con escaneo progresivo.
En reproducción de sonido tenemos diversos modos, como programable de 20 pistas, repetir una/todas/programa, reproducción aleatoria, búsquedas de temas anteriores y siguientes.

Posee sintonizador de radio FM estéreo y la posibilidad de almacenar hasta 20 presintonías.

Para salida de video cuenta con videocomponente (Y/Pb/Pr) y conector tradicional de un solo cable. Viene con un control remoto.

Es un equipo con diseño atractivo, potencia apropiada para las dimensiones de un departamento y sonido adecuado.

Pese a las medidas reducidas del subwoofer (170 x 265 x 250 mm), los graves que se obtienen son buenos.

Lo comprobamos con varios excelentes CD del gran barítono ruso Dmitri Hvorostovsky.

¿Qué le falta a este dispositivo? Más variedad en salidas de video posible. Y ya que estamos pidiendo, receptor de señal Bluetooth. Esto lo habría convertido en un equipo 10/10.

A TODA POTENCIA

El segundo equipo que probamos recientemente fue el FWM6500X, un minicomponente tradicional, con un precio de 3899 pesos.

De entrada vemos que por su apariencia no tiene el mismo destino que el anterior. En aquel encontrábamos que era apropiado para usuarios que buscan un audio de mayor refinamiento.

El FWM6500W creemos que estaría muy bien en un ambiente juvenil o en el que la potencia prime por sobre otras consideraciones. Según el manual, este minisistema alcanza los 910 W RMS.

Posee 3 parlantes, que leen CD, CD-R, CD-RW y discos con MP3. Los 2 principales tienen un tweeter de 2 pulgadas y un woofer de 8″. El subwoofer es de 10 pulgadas y del tipo pasivo. Tiene optimización del sonido con refuerzo dinámico de graves.

Posee dos puertos USB para reproducir y transferir archivos entre pendrives. Puede grabar al USB desde la radio, auxiliar, CD, micrófono y el otro USB.

El sintonizador de radio es FM y MW, con 40 presintonías y exploración automática. Tiene MP3 Link y 2 entradas de PC (2 x RCA).

Su bandeja de CD tiene un cargador de 3 discos. Posee control remoto y función karaoke dual con control de volumen.

Este modelo no es lo apropiado para ambientes pequeños en edificios de departamentos: jamás podríamos ponerlo al máximo de volumen. Obvio, si queremos mantener relaciones de buena vecindad.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: