La esperanza revive en Malabrigo (Mediante DS transfieren puerto a Gobierno Regional)

Manuel Rodríguez R.

Periodista

manuelbrr@hotmail.com

La esperanza retorna al puerto Malabrigo, distrito de Rázuri (Ascope). Este pueblo afronta una de sus peores crisis sociales y económicas de su larga historia, debido a que el antiguo muelle colapsó por los fuertes oleajes anómalos que no pudo soportar.

El 2015 Malabrigo hizo noticia, precisamente, al romperse el muelle por la braveza del mar, quedando inservible para las operaciones de embarque y desembarque. La autoridad portuaria, por su lado, decretó el cierre de las actividades.

Más de 700 trabajadores marítimos quedaron “varados”, sin poder trabajar. El drama cundió en la población, por lo que la Asociación de Defensa de los Intereses del Distrito de Rázuri, demandó la construcción de un terminal marítimo alternativo.

El terminal administrado por ENAPU Perú S.A. y por el cual se exportaba un promedio anual de 200 mil toneladas de harina de pescado, tiene una antigüedad de más de 100 años. La infraestructura marítima dejó de funcionar en el 2012.

El hallazgo de la futura producción exportable de petróleo en las costas de Malabrigo también fueron fehacientes justificaciones para tomar en cuenta la propuesta de construir un terminal marítimo alternativo.

En medio de esta crisis y ante el drama de los trabajadores portuarios, el año pasado llegó al lugar César Acuña Peralta, que había asumido la presidencia del Gobierno Regional de La Libertad.

Convertir a Malabrigo en un moderno puerto turístico-artesanal, ofreció la entonces autoridad regional. Durante el diálogo con los trabajadores portuarios y pescadores artesanales, les explicó que había pedido que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, mediante Decreto Supremo, transfiera el puerto al Gobierno Regional de La Libertad.

Dicha transferencia era necesaria a fin de poder realizar las inversiones para el mejoramiento del terminal marítimo de puerto Chicama o Malabrigo y luego que se tome oficialmente la decisión se verá la inversión para reflotar el terminal marítimo con miras a su rehabilitación.

Las gestiones las continuó el gobernador regional, Luis Valdez Farías, al renunciar al cargo Acuña Peralta en octubre del año pasado, las que han culminado de manera exitosa al publicarse en el Diario El Peruano el DS que ordena la transferencia del puerto al Gobierno Regional de La Libertad.

Según lo proyectado, Malabrigo tendrá un muelle productivo y servirá a la vez para promocionar el turismo. La población porteña está de plácemes. La llama de la esperanza ha vuelto a ser encendida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: