Juventud y política rumbo al bicentenario

Por: Percy J. Paredes Villarreal

La instalación del Gobierno de Transición Democrática  comandado por el usurpador Manuel Merino de Lamas, Presidente de la Mesa Directiva y Parlamentario de las filas de  Acción Popular; quien aprovechando las denuncias hechas por algunos personajes que están siendo investigados por el Ministerio Público por actos de corrupción, pasando a ser “Colaboradores Eficaces”, testimoniaron haber entregado dinero al ex Presidente de la República Ing. Martín Vizcarra, cuando era Gobernador de la Región Moquegua, a cambio de obras.

Las versiones hechas por los “colaboradores eficaces”, fue  motivo de  revancha,  contraofensiva y la oportunidad de la mayoría de parlamentarios pertenecientes a las filas de: AP, APP, FP, PP, UPP, FREPAP, SP, FA; para declarar la vacancia por “incapacidad moral” y destituir al ex Presidente  Vizcarra. En un primer acto no pudieron conseguir su objetivo; en esta segunda ocasión han logrado gracias a los 105 votos a favor.

La mayoría de los parlamentarios, líderes  y/o jefes de las agrupaciones políticas que tienen presencia en el Congreso de la República, actuaron apresuradamente creyendo que resolverían el problema; de esa manera, evitar una contraofensiva del ejecutivo. Muchos de estos representantes de la Patria (65 parlamentarios), están siendo  investigados por el Ministerio Público tanto los que se encuentran en el legislativo como fuera de ella.

La destitución del mandatario se pudo lograr sin respetar las normativas constitucionales; ni   la opinión de la ciudadanía expresada en las encuestas previas a dicho acto bochornoso; ya que reclamaban que el ex Presidente de la República culminara su periodo de gobierno. Posteriormente, abrirle las diversas investigaciones por los supuestos delitos de corrupción.

Es importante mencionar que la representación política siempre ha estado de espaldas a la realidad y hacia la ciudadanía, debido a: 1) los partidos políticos se han convertido en cascaron porque adolece de cuadros políticos, organización, formación ideológica, política, programática, etc.; 2) porque los que asumen la dirigencia del partido político, se convierten en “caciques” como si fuesen dueños de la organización partidaria; 3) porque han convertido al partido en una  institución que solamente se reúnen cuando existen elecciones municipales o presidenciales, después no hay activismo político; 4) porque en la mayoría de partidos existen dueños que hacen y deshacen, convirtiendo a la dirigencia y militancia, en empleados y obreros; 5) porque ha quedado demostrado que los partidos políticos con sus respectivos dirigentes y parlamentarios, se encuentran de espaldas a los problemas de la sociedad; 6) porque los que ocupan cargos públicos solamente piensan en sus intereses particulares y sacarle provecho, sin servir a la ciudadanía;  7) porque el transfuguismo, es una expresión de la cultura política convirtiéndose en una costumbre.

Se pensaba que la decisión tomada por los legisladores, iban a tener el respaldo de la ciudadanía y de la clase política de izquierda que no está representado en el parlamento; siendo todo lo contrario a lo que ellos pensaron, demostrando una  “miopía política”. Ya que exacerbo a la ciudadanía, saliendo a protestar  manifestando su rechazo a la decisión tomada por el  legislativo.

La vacancia por “incapacidad moral” tomada por los parlamentarios, fue un pretexto para que la población saliera a la calle  y rechace la cultura política que viene dominando nuestro país. Bajo la consigna “Merino no me representas”, “El congreso no me representa” y otros slogans y consignas, promovidos por ciudadanos en las multitudinarias marchas en todo el país. Han  expresado su voz de protesta contra este modelo económico y democrático, que está agonizando por culpa de la misma clase política que lo viene defendiendo.

Frente a la crisis de representatividad política más  la corrupción que se encuentran enquistado en el Estado, la población no ha querido seguir aceptando,  soportando y manteniendo este modelo de hacer política. Convirtiéndose en un motivo y pretexto para  salir a la calle a protestar contra esta manera de hacer política y de los políticos que dirigen el país.

Uno de los protagonistas y actores principales  en  esta lucha contra la corrupción y la representación política, han sido los jóvenes; convirtiéndose en los más activos que en todo momento han expresado su descontento, marchando y exigiendo “que se vayan todos”, proponiendo una nueva cultura política.

La última protesta que ha derrocada a Merino Lamas y a la ultra derecha, ha sido superior a la protesta del 2000 en que también cientos de jóvenes de aquella época salimos a manifestarnos y expresar nuestro rechazo al gobierno fujimorista; al cual  se le denomino “Marcha de los 4 Suyos”.

Estas últimas movilizaciones en comparación a las anteriores del siglo pasado, han tenido diferentes características socioculturales (rituales, simbologías, comunicaciones), como:

  1. La comunicación de convocatorias a las marchas, no han sido ni las asambleas ni las reunión de diversos colectivos o partidos políticos; todo se ha realizado mediante el uso de la tecnología, o los que los comunicadores hablan de la electronalidad. Es decir, casi todos estamos interconectados todo el día a través del Facebook, WatsApp, y otros tipos de redes sociales. Por lo tanto las  movilizaciones a protestar lo han hecho mediante espacio cibernético; aprovechando la tecnología.
  2. La participación ha sido masiva y espontanea donde hemos encontrado a familias, grupos de amigos, parejas,  niños, adolescentes,  jóvenes, adultos, adultos mayores, de diferentes edades, sexo y color de piel, cultura, discapacitados, LGTBI, etc.; exigiendo la renuncia de Merino y del Parlamento, y de la convocatoria a una nueva Constitución Política.
  3. Las canciones que eran entonadas por los que manifestantes era criollas vinculados a nuestra patria, como: “Y se llama Perú”, “Contigo Perú”, escritas por el finado compositor peruano Augusto “Polo” Campos e interpretados por Arturo “Zambo” Cavero y Oscar Aviles,  convirtiéndose en himnos de protesta, reivindicando el amor a nuestro país.
  4. En las marchas la gran mayoría de los concurrentes acudían con polos y  banderolas simbolizaban la bandera peruana; este último era portado por cientos de compatriotas en dichas movilizaciones. Posterior al asesinato de dos jóvenes estudiantes en estas marchas de protesta, los manifestantes decidieron acudir con ropa de color negro en señal de luto.
  5. En todo el país, se realizaron vigilias  frente a los locales públicos, como: Ministerio Público, Parlamento, Plazas de Armas; siendo acompañado por velas, flores, pancartas, etc. Estos rituales se realizaron en señal de luto, por el asesinato de dos jóvenes estudiantes universitarios que protestaban contra el golpe de estado.
  6. El uso de pancartas hechas espontáneamente dando mensajes de protesta y cuestionamiento a la representatividad como “Merino no me representas”, “Fuera Merino”, con la imagen distorsionada, sarcástica y una serie de epítetos, expresaban el rechazo de los jóvenes a la usurpación de poderes.
  7. No podía faltar los cacerolazos que se hacían en las diferentes calles de nuestro barrio, como expresión de protesta; además de  las caminatas y bicicleteadas en señal de rechazo al gobierno usurpador. Reflejaban otra manera de expresar su desacuerdo.
  8. La conformación de los “cascos blancos” grupos de ayuda  para auxiliar a los heridos, o los grupos de jóvenes que se encargaban de desactivar las bombas lacrimógenas, reflejaba la iniciativa y creatividad de los jóvenes en esta gesta lucha contra los golpistas. Además del uso de mascarillas de los que protestaban para evitar el contagio.

La protesta permanente liderado por la juventud, ocupando la calle todos los días lograron el arrinconamiento del gobierno y el desacato de las Fuerzas Armadas ante la llamada del Presidente Usurpador; luego vino el poco respaldo de los gobernantes de los países de América y de la OEA; posteriormente la renuncia de sus Ministros que fueron juramentados en menos de dos días por los actos represivos de la PNP; además del retiro de  confianza de su partido político y luego del legislativo; dejaron solo a Merino de Lama, teniendo que presentar su carta de renuncia.

Estas manifestaciones y movilizaciones por parte de  la ciudadanía, exigiendo cambios profundos en la política y porque no decirlo en la estructura del Estado y de la sociedad.

Todo ello refleja el ingreso a una nueva cultura de movilización y lucha contra la injusticia, la corrupción, la clase  y la representatividad política que, ha llevado a la agonía al modelo imperante de estos últimos 30 anos. Asi que la clase política están advertidos ante cualquier acto irregular que cometan, porque tendrán a los jóvenes en la calle protestando contra ustedes.

Estas manifestaciones de carácter  socioculturales de la juventud actual ha demostrado que no están adormecidas, ni tampoco han estado al margen de la política; por el contrario han demostrado que la lucha se expresa de otra manera y dentro de un contexto diferente al de nuestras épocas; actuando de una manera frontal. Por lo tanto, estamos ante jóvenes que nos dicen “No saben con qué generación se han metido”, efectivamente esa es la generación del bicentenario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: