Justicia falla a favor de la MPT y permite cierre de ‘Mi Facultad’

Continúa lucha contra la inseguridad e informalidad.

La Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) en su lucha por combatir la inseguridad en las calles, continúa enfrentando la informalidad; es por ello, que tras presentar los recursos legales correspondientes consiguió que declaren improcedente la suspensión de procedimiento coactivo que permitía la reapertura del bar ‘Mi Facultad’.

Fue el Quinto Juzgado Civil quien emitió una resolución declarando fundada la excepción de caducidad presentada por la MPT, y de esta manera, da por concluida la acción contenciosa administrativa. En merito a esta resolución, se ha declarado improcedente la suspensión de procedimiento coactivo solicitada por el referido negocio, por lo cual, se procedió a continuar con la diligencia de clausura definitiva.

En tanto, los fiscalizadores de la Subgerencia de Licencias y Comercialización procedieron a colocar nuevamente los bloques de seguridad, a pesar de la resistencia de los trabajadores, se logró clausurar definitivamente el negocio. No obstante, para asegurar el mandato municipal se dispuso de personal de Seguridad Ciudadana para resguardar el lugar y evitar posibles desacatos.

Como se recuerda, a pesar que gran parte de la población trujillana saludó el cierre definitivo del bar “Mi Facultad”, el 5 to Juzgado Civil del Poder Judicial admitió un recurso de acción administrativa presentado por los dueños del establecimiento, no obstante, el plazo para presentar dicha demanda extinguió el 2015.

La situación se agravó, puesto que los bloques de cierre fueron retirados sin autorización, por lo que se hizo cumplir la ordenanza 03-2018, que establece el inicio de otro proceso administrativo cuando se retira las barreras de seguridad sin autorización de la municipalidad.

Vale mencionar, que el local ubicado en la av. Larco 1065 fue clausurado por la Subgerencia de Licencias de la MPT, según el código B-342 que sanciona a todo establecimiento que realiza actividades no autorizadas que pongan en riesgo la vida, la higiene, y la seguridad pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: