DeportesFutbolHistoria

Junio 2, 1970. Perú vs Bulgaria. El Partidazo.

Aquel martes 2 de Junio quedó grabado para todos los fanáticos del fútbol, la selección Peruana debutaba en el Mundial de México 70, atrás quedaron las réplicas del terrible terremoto del día domingo.

Los peruanos en calles y plazas hablaban de la formación que iba a mandar el entrenador  Didí al campo de juego.

Las familias se reunían para ver por primera vez en vivo y en directo la presentación de nuestra escuadra frente a Bulgaria.

Perú mandó a la cancha el siguiente once:

  1. Luis Rubiños
  2. Eloy Campos
  3. Orlando De la Torre
  4. Héctor Chumpitaz
  5. Nicolás Fuentes
  6. Ramón Mifflin
  7. Roberto Challe
  8. Julio Baylón
  9. Pedro León
  10. Teófilo Cubillas
  11. Alberto Gallardo
  12. Waldir Pereira

El primer tiempo fue una desgracia total, los Búlgaros nos metieron dos goles, el ánimo estaba por los suelos.

En el entre tiempo Javier Aramburú que era parte de la delegación peruana entró en el camarín peruano con una bolsa con tierra, les dijo a los chicos que esa era tierra peruana y que tenían que hacer todo lo posible por darle una alegría al sufrido pueblo peruano, dicho esto, se frotó la tierra en el pecho, haciendo que todos hicieran lo mismo, y parece que la cosa hizo efecto, porque los muchachos salieron con otra mentalidad a la cancha y así, a los cinco minutos de haber empezado el segundo tiempo Alberto Gallardo pone el descuento.

El partido se torna rudo y los búlgaros cometen falta casi en la raya de su área, Cubillas cobra el tiro libre y le cede el balón al granítico Héctor Chumpitaz que mete un patadón directo al arco, era el empate y el país comenzaba a sonreír. Desde aquel momento se bautizaron los goles de Chumpitaz como los Chumpi golazos.

Cuando corrían los 73 minutos, el “Nene” hace una pared estupenda con el “cabezón” Miflin y con tiro rasante al ángulo anota la tercera diana a favor de la blanquiroja y la alegría llegó a un País que estaba de luto por la tragedia. Resultado final Bulgaria 2 Perú 3 y la ilusión comenzaba a crecer entre los peruanos.

El Dato: Muchos años después un periodista le preguntó a Aramburú como hizo para que le llegara la “tierra peruana” tan rápido. El dirigente con una sonrisa en los labios le dijo, “que tierra manito, era una maceta que estaba en la entrada del estadio” y eso valió para que nuestros corajudos jugadores voltearan el marcador a una selección que tenía todas las de ganar. La viveza criolla también juega a favor de los futbolistas. ¿Verdad que sí?

Fuente: F/memorias de Lima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *