Humala: sin pena ni gloria

Por: Crisanto, F.

El quinquenio 2011-2016 está llegando a su final, han transcurrido cinco años, en este tiempo hemos hecho muchas cosas: negocios, estudios, nos casamos, nos separamos, nos enfermamos o se murieron. Ollanta Humala, ‘el comandante’, a quién le dimos nuestro voto, porque creíamos que iba a acabar con la delincuencia, promover las grandes reformas que necesitaba el Estado peruano y construir justicia social, quienes votamos por él, no dudábamos que era un ‘raro izquierdista’, llamado nacionalista. Aún sin militar en el hoy ‘fantasmal’, partido nacionalista, le entregamos nuestro apoyo.

¡Qué desilusión!, el sociólogo Francisco Durand, docente en una Universidad de EE.UU, y quién también apoyo a la causa del nacionalismo, y fue echado a la calle de un empujón, escribió en el año 2011: El señor de los anillos, donde nos contaba que el primer anillo de Poder, cerrado e impenetrable, lo conformaba la comunicadora social, Nadine Heredia y Ollanta Humala, dudábamos que esto fuese cierto, el tiempo le dio la razón al Dr. Durand.

Si no tenemos claro que es la ‘nada’, podemos terminar siendo unos apestosos, encarcelados o asesinados, lo primero que deberíamos entender que la ‘nada’ le sigue al Poder. Esta realidad es la que perseguirá por el resto de sus días a Nadine Heredia y Ollanta Humala.

Humala grita en plazas y mercados de sus ‘programas sociales’ que deja, que no lo sienten ni los mismos beneficiados, y peor nosotros que no somos parte de ningún programa social. Pero no dice nada en cuanto al incremento del delito y la delincuencia organizada. Anuncia que después que se marchen de los ambientes alquilados en Palacio de Gobierno, estarán en la mira, y que vendrán denuncias judiciales, y que esperaban, si lo que hemos visto en cuanto a las ‘agendas’ de su esposa, al manejo del Poder y otras perlas más que de hecho saldrán cuando sus ‘ayayeros y amigos de ayer’ les den la espalda.

Humala y Nadine por más que griten, anuncien, nadie les cree, si estuviese en nuestras manos manejar el tiempo, mañana mismo sería 28 de julio y adiós pareja presidencial. Esperábamos mayor crecimiento económico, proyectos productivos, donde no solo se entregue el pescado, sino se enseñe a pescar al pueblo, esperábamos un ‘comandante líder’ a quien seguir, y apoyo a emprendedores económicos y sociales, y nos deja una ‘herencia’ donde casi 2 millones de peruan@s podrían regresar a la ‘pobreza’, porque los inversionistas prefieren llevarse sus millones de dólares a otros países.

La abogada Rosa María Palacios dice que su esposa Nadine lo alejo del ‘socialismo’; no pues Rosa María Palacios, ellos nunca fueron ni ‘socialistas, ni izquierdistas, ni nada por el estilo’, ellos al igual que muchos de nosotros van tras la filosofía, “salvo la plata, todo es ilusión”.

Finalmente, no sabemos si agradecerles o no, si mirarles o voltearnos, si estrecharles la mano o quitarles nuestra mano- como lo hicieron al cholo Toledo en la campaña electoral 2016- gracias a Dios que se van, y eso es lo más importante.

  • Antropólogo social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: