Historias que nos unen: Los sabios chocolateros del Vraem

  • Emprendimiento productivo en la vejez. Un grupo de usuarios de Pensión 65 hace delicias con el cacao en Mazamari, Junín.

El sol de Mazamari, en el ámbito del Vraem correspondiente a la región Junín, es para valientes. Por eso el calor y el bochorno no detienen a un grupo de pujantes adultos mayores usuarios de Pensión 65 que viven en esta parte de la provincia de Satipo. Al contrario, ellas y ellos están literalmente sudando la gota gorda en su afán de hacer empresa, de agenciarse un necesario ingreso que les evite más angustias económicas, y de convertir en deliciosos productos todas sus experiencias de vida relacionadas al cacao, el fruto estrella de esta zona de la selva central del Perú.

La Asociación Sabios Emprendedores de Mazamari se formó legalmente hace cuatro meses. Los 18 miembros fundadores, todos adultos mayores, tienen una sola meta: lograr que Miski Miski –término quechua que quiere decir Dulce Dulce– sea una marca de bombones preferida, ganadora y apreciada.

Desde que juntaron voluntades contaron con el asesoramiento del personal de campo de Pensión 65 y el total apoyo del gobierno local a través del Centro Integral de Atención al Adulto Mayor (CIAM) y la gerencia municipal de Desarrollo Social y Humano. La Municipalidad Distrital de Mazamari les brinda el ambiente y la maquinaria necesaria para procesar el cacao hasta transformarlo en atractivos dulces de envolturas brillantes y coloridas, agrupados en vistosas canastitas de distintos tamaños hechas a mano.

“La vida es como el chocolate. A veces es amarga, como cuando no hay trabajo. A veces es dulce, como los bombones que estamos haciendo y que nos van a permitir aliviar en algo nuestros bolsillos”, dice Espinal Asto Allpocc, presidente de la asociación. Huancavelicano de nacimiento, pero asentado en Mazamari desde hace más de medio siglo, Espinal es uno de los más entusiastas y comprometidos chocolateros que intentan dar la hora en la transformación del cacao en la región Junín.

Cuidadoso proceso

El presidente de la asociación explica con lujo de detalle el proceso de producción. “Cada asociado trae de su chacrita dos kilos de granos secos de cacao seleccionados. En la planta de procesamiento, la materia prima pasa primero por la máquina tostadora, luego por la descascarilladora, después por el molino y, ya procesada, por la refrigeradora para que adquiera la textura ideal de chocolate tipo bombón. Finalmente, envolvemos los bombones en papel platina especial y en cajitas con nuestra marca, y ya están listos para la venta”, describe Espinal.

El producto final sale también en canastitas hechas con un material sintético denominado cola de rata, parecido a la lana. Las asociadas Flora Sabina de la Cruz Buendía, de 68 años, y Murgiana Cerrón Osorio, de 74, son dos de las encargadas de tejer esos recipientes. Su trabajo es silencioso y no solo decorativo. El detalle de regalar una canasta llena de bombones a un ser querido responde a un sentimiento de amor que pretende ser más fuerte que otros, y ellas lo saben bien.

Pedro Bendezú Bocanegra, de 71 años, de Mazamari, y el huancaíno Constantino Limaymanta Gonzales, de 73, son dos de los asociados responsables de envolver los bombones, colocarlos en las cajitas que llevan impresa la marca Miski Miski, y acomodarlos en las canastitas. Un trabajo pulcro, paciente, minucioso, delicado y meticuloso. Cada uno domina el proceso entero, pero tiene una tarea específica. En suma, chamba de equipo.

Debut en ventas

Luego de algunos meses de preparación y organización interna, las actividades por la fiesta patronal en honor a San Juan Bautista, programadas por la municipalidad del 15 al 26 de junio, están marcando el debut en ventas de la Asociación Sabios Emprendedores de Mazamari, cuyos miembros se sienten revitalizados por su trabajo con el cacao luego del estrés de dos años de pandemia.

“Por la edad avanzada ya no conseguimos trabajo. Por ello hemos encontrado en la producción de chocolate una forma de salir adelante”, dice Espinal Asto, presidente y vocero de la asociación. Venden cada cajita de bombón Miski Miski a S/1.5, mientras que las canastitas con bombones salen a S/6, S/8, S/10 y S/15, según el tamaño.

La asociación apunta a vender también productos de café y cítricos como jugos de naranja, piña y mandarina. Los sabios chocolateros de Mazamari confían en que el negocio irá viento en popa.

DATOS

PEDIDOS de bombones de chocolate Miski Miski del Sabio al celular 915985414, de Espinal Asto, presidente de la Asociación Sabios Emprendedores de Mazamari.

EN LO QUE va de este año se han identificado, en todo el país, 2381 usuarias y usuarios de Pensión 65 que ejecutan emprendimientos productivos.

PENSIÓN 65 tiene 26 662 personas usuarias en la región Junín, y 577 043 en todo el país.

Fuentes informativas:

https://enfoquesperu.com/

https://enfoquesperu.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: