Enfermedades crónica metabólicas pueden ser controladas a través de dieta saludable

El aumento de enfermedades crónicas metabólicas, a generada gran preocupación entre los profesionales de la salud, pues se ha calculado que al menos 3 millones de personas en el Perú tienen hiperglicemia o diabetes, y casi un tercio de la población actual  de adultos tiene sobrepeso  u obesidad.

Estas afirmaciones ofrecidas durante el desarrollo del “Curso de actualización y avances en nutrición”, organizado por la Escuela de Nutrición de la Universidad Cesar Vallejo (UCV), donde se abordaron temas como Microbiota intestinal, prevención de enfermedades metabólicas y alimentos funcionales.

En esta oportunidad, fueron invitados el Dr. Luis Fernández Sosaya y Dr. Juan Carlos Salas quienes mencionaron que este tipo de enfermedades pueden ser combatidas a través de  la modulación  de la alimentación y el conocimiento de  la composición de las bacterias  benéficas que tenemos en el intestino, y que ayudan a disminuir el cumulo  de  grasa en el cuerpo y mejoran el control de la glucosa  en los pacientes diabéticos.

“El área de la nutrición no se encarga únicamente de hacer la dieta  sino también valorar al paciente  estableciendo sus riesgos nutricionales  y ofrecer la mejor estrategia nutricional”, asintió el Dr. Fernando Sosaya, quien tiene estudios en Universidad de Medicina de Pekín, con especialidad en acupuntura, medicina natural y médico cirujano.

Del mismo modo, el consumo de alimentos funcionales, como parte de una dieta normal, ayudan a reducir los riesgos de sufrir estas enfermedades metabólicas, debido a sus componentes biológicamente activos, en tal contexto, Sosaya destaca los alimentos que contienen determinados minerales, vitaminas, ácidos grasos o fibra alimenticia y los alimentos a los que se han añadido sustancias biológicamente activas.

Por su parte, el Dr. Carlos Salas agregaba que las enfermedades metabólicas se han incrementado porque hemos cambiado nuestras costumbres de alimentación, pues se basan en el consumo de carbohidratos y se ha disminuido la ingesta de frutas, vegetales, y sobre todo la actividad física.

“Es lamentable que la mayoría de los pacientes que padecen estas enfermedades no tomen su enfermedad con responsabilidad siguiendo un debido control médico”, finalizó el Dr. Salas, al referir además que estas actividades sirven no solo para instruir a los estudiantes sino para sensibilizar a la población en general  y controlar a los pacientes a través de la dieta que ayuda a mejorar la calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: