OpiniónPolíticaSlider

Diferenciando a la derecha

Por: Percy J. Paredes Villarreal

Después de que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), declarara que habrá segunda vuelta y los que pasan son los partidos políticos: PPK y FP; ambos candidatos comenzaron a trabajar sus campañas manejando diferencias superficiales en políticas y económicas, pero que en el fondo coincidían en mantener el modelo imperante desde hace 25 años en que viene predominando las políticas neoliberales.

“Fuerza Popular”, liderado por Keiko Fujimori, ya tenía el control del parlamento con 72 congresista, lo que le permite decidir en gran parte las políticas públicas que deben aprobarse fácilmente y oponerse a las que vengan del ejecutivo siempre y cuando no ganasen las elecciones en segunda vuelta. Solamente le faltaba conseguir el triunfo en esta segunda ronda para tener el control casi total del Estado; pero lastimosamente no lo pudo conseguir debido a que la población no voto por ella.

Los “PPK”, el otro partido que ingreso a disputar en la segunda vuelta, liderado por Pedro Pablo Kuczynski, tenían que diferenciarse de los Fujimorista y opto por una serie de cuestionamientos al gobierno de su padre, a las acciones oscuras de Keiko y su entorno,  y aprovechar los errores que cometieron el entorno de la candidata de Fuerza Popular. De esa manera, pudo sacar ventaja y ganar las elecciones, gracias, también, al apoyo que tuvo de parte de algunos medios de comunicación, y de la mayoría de los otros candidatos  opositores al Fujimorismo, como fue la lideresa del “Frente Amplio” Verónica Mendoza, quién públicamente manifestó su voto al mal menor que fue PPK.

Después del triunfo de PPK, en la segunda vuelta, al cual los Fujimorista no aceptaban su derrota, y posteriormente, a regañadientes la aceptaron, la lideresa Keiko en un mensaje manifestó que a pesar de su derrota ellos iban a implementar su plan de gobierno desde el lugar donde se encontraban; motivo por el cual se suponía que desde el parlamento iba a ser la lucha para imponer su modelo gobierno. Esta decisión de los derrotados electoralmente, iba a generar una confrontación con el gobierno de turno y con la oposición; pero en la práctica ha sido todo lo contrario, estamos viendo un cogobierno entre los dos poderes del Estado, en el aspecto económico; pero, en el aspecto político las diferencias se van distanciando enormemente.

Estas diferencias políticas se ha expresado en las elecciones de los diferentes cargos, donde los propuestos por “Fuerza Popular” han sido abalados por los congresistas del “PPK”, y dentro del gobierno como han sido la elección del “Defensor del Pueblo”, que nunca ha tenido experiencia en gestión pública y que además tienen problemas judiciales; en el Jefe de la Sunat, que también tienen muchos anticuerpos; en la elección del Presidente del Poder Judicial, un fujimorista a ultranza; y en la elección de los tres representantes al Banco Central de Reserva donde dos de ellos no se encuentran aptos para asumir esa responsabilidad ya que Chlimper, está siendo investigado por la fiscalía a raíz del retocado video presentado por el siendo candidato a Vicepresidente en el Partido de Keiko Fujimori, y el otro es Rafael Rey Rey, que no es economista ni tampoco tiene experiencia en dicho cargo; por lo que, él ha manifestado sarcásticamente que recién se va a poner a estudiar economía. Así podemos decir de otras personas elegidas por el parlamento a ocupar diversos cargos públicos, y que han sido avalados por los PPK.

Del mismo modo, podemos manifestar que algunos hechos políticos vinculados a actos de corrupción de algunos asesores del Presidente de la República, que han salido a luz pública y que ahora recién se están tomando medidas drásticas contra esos malos elementos; en otros casos, Congresistas de la República que han mentido en su hoja de vida, además de aquellos parlamentarios que han plagiado párrafos e información, y que han hecho pasar por desapercibido ante la opinión pública, gracias a los medios de comunicación que nos hemos podido informar. Podemos notar las confrontaciones que se dan dentro del parlamento entre el oficialismo y el fujimorismo con su aliado que es el APRA.

Si anteriormente, en las gestiones pasadas el cogobierno se daba en la alianza de dos o más partidos para tener el control del parlamento; ya que los partidos de gobierno no tenían mayoría absoluta, llegaban a tener mayoría relativa y necesitaban el respaldo del Congreso de la República para emitir y aprobar las leyes de su interés; en la actualidad, el gobierno central no tiene esa mayoría, por lo que venimos observando confrontaciones políticas entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativa. De esa manera, ver las brechas que se vienen abriendo a partir de una serie de acciones como la posible censura al Ministro de Educación.

Por lo tanto, podemos decir que en esta coyuntura vamos a ver si esta confrontación entre los Fujimoristas y los PPK, se extiende y comienzan a tener una serie de diferencias, generando una confrontación entre la ultra derecha de los fujimoristas o la derecha del centro de los PPKausas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *