Descartan muerte de niños por “golpe de calor” en La Libertad

El gerente regional de Salud, Luis Arteaga Temoche, descartó que en La Libertad se hayan registrado casos de muerte de niños por la ola de calor que se viene soportando. “Esa fue una hipótesis de trabajo que se hizo el mes pasado ante el fallecimiento de niños que ha quedado descartada luego de los análisis respectivos”, dijo.

Señaló que los 4 niños fallecidos en hospitales locales de Trujillo no murieron por ‘golpe de calor’, como se dio a conocer el algunos medios, sino por otras enfermedades como: leucemia, problemas renales y otros.

Los especialistas de la GERESA han investigado las causas de muerte de los menores y se evidenció que no fueron producidos por este síndrome que produce la alta temperatura solar y descartaron esta hipótesis, explicó, agregando que ante un ‘golpe de calor’ los niños presentan mareos, fiebre, entre otros síntomas y hay que hidratarlos y bajarles la temperatura con paños fríos.

Arteaga Temoche precisó que en la India, donde el año pasado fallecieron 2,500 niños, el calor llega a 40 grados, lo que hace que padezcan este trastorno. El 30% de niños que sufre este mal fallece, mientras que el 70% queda con secuelas. Sin embargo, nuestra región no llega a ese nivel de calor por lo que los rumores no se ajustan a la realidad.

“En Trujillo estamos en  29 grados, en promedio. En el caso de ‘golpes de calor’ los niños de meses de nacido no tiene aún desarrollado el termorregulador del cerebro y eso no les permite defenderse de la temperatura del ambiente mediante la sudoración, escalofrío, vasodilatación  u otros mecanismos de defensa, al igual que las personas de la tercera edad. El cerebro piensa que 40 grados es su temperatura normal y no se defiende” explicó.

Por otro lado,  recomendó a las madres de familia que les presten mayor cuidado y atención a sus hijos ante esta situación, si presentan estos bochornos de traspiración de forma continua deben acudir de inmediato al establecimiento de salud más cercano pues podrían deshidratarse y es necesaria una rápida intervención.

“Los menores deben usar ropa ligera, beber considerable cantidad de agua y no ser expuestos al sol sino tenerlos en un ambiente abierto y bajo sombra. Las madres deben tener sales de rehidratación, colocar paños fríos en la frente y axilas si los niños muestran síntomas  de calor causadas por la naturaleza”manifestó el gerente.

Respecto a si sería recomendable suspender el inicio escolar por esta situación, respondió que no es necesaria la suspensión de clases pues los directores y docentes deben estar precavidos con sus alumnos  y abastecerse de bidones con agua para el consumo de los niños para evitar algún tipo de infección. Por otro lado, los padres deben enviar en las loncheras frutas hidratantes como sandia, lima, mandarina, etc.

El golpe de calor es un trastorno grave que se presenta cuando un organismo no alcanza a disipar más calor del que genera o absorbe, superando la temperatura corporal los 40° C y afectando al sistema nervioso central con encefalía, siendo habitual el coma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: