¡Chapa tu outsider y vota a conciencia!

palacio

Por: Mirko Campaña Boyer

Periodista

Se vienen las elecciones presidenciales y la situación política, económica y social en Perú está en el peor momento de los últimos 15 años. Históricamente, hemos podido afrontar peores crisis, es verdad, como la de los años 80, en la que Alan García destrozó la institucionalidad del aparato estatal, y con él toda ilusión de desarrollo de millones de peruanos.

A partir de los 90, exactamente desde 1993, con la aprobación de la nueva Constitución Política del Perú –aquella que nos liberó del abismo político y económico–, el Perú ha seguido una línea neoliberal. Los resultados han sido positivos, pero es necesario hacer cambios al sistema. El fracaso del neoliberalismo ha sido la expansión de las brechas sociales, donde la distribución de las riquezas no llega de la misma manera a todos, donde las oportunidades de desarrollo es solo para algunos y la desigualdad, en todos los aspectos, se ha profundizado a tal punto, que ni los programas sociales resultan suficientes para afrontar esta crisis.

Los problemas los conocemos todos, lo vivimos a diario y a propósito del inicio de las elecciones presidenciales, merece la pena reflexionar. ¿Qué queremos para el Perú? ¿Qué país ofreceremos a nuestras generaciones para el bicentenario? Ni Keiko, ni PPK, ni Alan, ni Urresti, ni Acuña, ni ningún otro político tradicional ha mostrado una clara visión de país de llegar a Palacio de Gobierno.

Hasta ahora, apenas PPK ha revelado algunas propuestas electorales, pero bueno, ¿qué espera el Perú? El tema no gira, necesariamente, en la lucha contra la inseguridad ciudadana, la corrupción o la pobreza. Lo que esperamos es un candidato con visión, que valore las funciones del Ceplan y se cree un Planeamiento Estratégico (PE) de país para los próximos 20 años, con objetivos de corto, mediano y largo plazo. Si trabajamos desde la raíz, todos los problemas sociales, de inseguridad y económicos, podrán ser reducidos significativamente. ¿Cómo es posible que nuestro país no tenga un PE?

Si no sabemos hacia dónde vamos, qué queremos lograr y cómo lo vamos a realizar, entonces, de nada sirve rasgarnos las vestiduras. He allí el populismo al que estamos acostumbrados, donde un criollazo candidato se mete al bolsillo a los electores con canastitas de víveres y propuestas populistas. La estupidez en su máxima expresión.

Al respecto, propongo una nueva campaña: ‘Chapa a un outsider y vota a conciencia’. Necesitamos un candidato capaz de enfrentarse a la Confiep y exigir mayores beneficios para los trabajadores, un líder con la voluntad de reformar el sistema laboral peruano, que tenga los pantalones de cambiar el abusivo sistema privado de pensiones, que muestre destreza para llevar a cabo una reforma profunda del sistema judicial peruano, que tenga la firmeza de combatir y sancionar la corrupción en todas las instituciones del Estado, como la PNP, honesto y capaz de dar un paso al costado si se ve envuelto en casos graves de corrupción, que exija la promoción de la inversión privada pero con un equilibrio de respeto con el medio ambiente, que impulse la creación de la Ley de Ordenamiento Territorial –pilar fundamental del desarrollo sostenible para las ciudades–, que promueva una Sunat más justa, etc., etc., etc.

Estamos a tiempo. Ojalá y sepamos elegir y ojalá que los candidatos tomen conciencia de las urgencias para el desarrollo sostenible en Perú, meta que aún estamos años lejos por cumplir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: