Aniversario de Tacna: ministra Betssy Chavez participó en develación de placa conmemorativa como homenaje a las mujeres

Por los 93 años del retorno de Tacna al territorio peruano. Así se reconoció a las mujeres tacneñas que mantuvieron intacto su amor al Perú durante la etapa de cautiverio.

La plaza de la Mujer Tacneña, ubicada en la Ciudad Heroica, cuenta desde hoy con una placa conmemorativa en reconocimiento a la fidelidad a la patria que mostraron las mujeres en la reincorporación de Tacna a nuestro país, el 28 de agosto de 1929, después de casi medio siglo de permanecer en cautiverio, durante la guerra del Pacífico.

“A las mujeres tacneñas en el cautiverio 1880-1929 que mantuvieron el fuego sagrado de la libertad con su ejemplar amor a la patria y a su bandera, símbolo de peruanidad” es la frase que lleva la placa, la cual fue develada por la ministra de Cultura, Betssy Chavez, en una emotiva ceremonia que congregó a la población y autoridades regionales y locales.

“Permítanme saludar con un recuerdo y a la memoria a todas aquellas mujeres tacneñas de la resistencia, de un proceso de cautiverio sumamente complejo. Honor y gloria a las mujeres del ayer que permitieron que Tacna sea recordada en cada una de las páginas de nuestra historia, como las mujeres de la resistencia”, expresó la titular de Cultura.

Destacó que el bicentenario del Perú como república, es la oportunidad para reconocer los hechos que marcaron no solo nuestra independencia, sino también la forma en la que hemos construido el Perú de hoy. “En estos 201 años hemos pasado y vivido una serie de hechos, que han moldeado nuestra identidad y nuestro orgullo como peruanas y peruanos. En ese sentido, un acontecimiento clave para el Perú fue la reincorporación de nuestra querida Tacna. Dicen doblemente peruana porque nació siendo peruana, pero además eligió ser peruana, en una ciudad cautiva tras la Guerra del Pacífico”, dijo.

La colocación de la placa es un trabajo conjunto del Proyecto Especial Bicentenario del Ministerio de Cultura, la Municipalidad Provincial de Tacna, el Gobierno Regional, la Dirección Desconcentrada de Cultura en la región y la Benemérita Sociedad de Auxilios Mutuos de Señoras de Tacna, organización civil que lleva con orgullo el legado de las valientes madres y maestras que mantuvieron inalterable su fidelidad y amor al Perú.

En ese sentido, la ministra de Cultura instó a las autoridades y a la ciudadanía en general, a trabajar juntos por un mejor país. “Esta placa nos permite, además, develar la necesidad de seguir trabajando de manera articulada. Como decía Basadre, nos gustaría decir que el trabajo hasta aquí está culminado, pero lo cierto es que todavía tenemos mucho trabajo por hacer. Somos un país complejo y con muchas necesidades, pero desde nuestros pequeños, medianos y grandes espacios, hagamos todos nuestros esfuerzos, sumemos para construir una patria mejor, una patria más grande y más unida”, expresó.

Cabe señalar que, en la ceremonia también estuvieron presentes el gobernador regional de Tacna, Juan Tonconi Quispe; el alcalde provincial de Tacna, Julio Medina Castro; la prefecta regional de Tacna, Jacqueline Encinas Copa; y la presidenta de la Benemérita Sociedad de Auxilios Mutuos de Señoras de Tacna, Carmen Salleres Sánchez.

Esta iniciativa se enmarca en las actividades por el 93 aniversario de la reincorporación de Tacna a la heredad nacional; y en un proyecto más amplio, el Bicentenario de la Independencia del Perú 2021-2024, que constituye una oportunidad para reflexionar sobre nuestra historia republicana y plantearnos nuevos retos para construir un mejor país.

Claves del cautiverio y el retorno de Tacna

Tras finalizar la guerra del Pacífico y luego de la firma del Tratado de Ancón, en octubre de 1883, el Perú cedió por diez años las entonces provincias de Tacna y Arica a Chile.

Después de ese plazo, un plebiscito decidiría cuál de los dos países obtendría el dominio de ambas provincias. Sin embargo, nunca se realizó dicho referéndum; lo que marcó el inicio de un conflicto diplomático y tuvo una gran oposición civil.

Luego de frustradas negociaciones, a partir de 1910 las autoridades chilenas iniciaron una campaña de «chilenización» de Tacna y Arica, lo que implicó el traslado de numerosos militares y civiles chilenos. Cualquier manifestación de peruanidad solo era posible de forma clandestina, pues el vínculo entre los peruanos y su país de origen continuó intacto.

El 3 de junio de 1929 las autoridades de ambos países firmaron el Tratado de Lima, que determinó el retorno de Tacna al Perú y la permanencia de Arica bajo la soberanía de Chile.

El 28 de agosto de 1929 la ciudad de Tacna amaneció embanderada y los pobladores se concentraron en el Paseo Cívico y el Pasaje Vigil, portando escarapelas y cintas rojiblancas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: